¡Estoy muy feliz de que estés aquí!

Estoy convencida que el mundo necesita cada vez más mujeres liderando desde el amor y reconociendo el poder que tienen de diseñar la vida que desean manteniendo la armonía de todas las dimensiones de su vida (familiar, personal, profesional).

Pueden alcanzar sus objetivos más ambiciosos sin sacrificar su vida familiar o autocuidado, a través de una herramienta muy poderosa que tenemos:

  • Nuestro liderazgo y la posibilidad de crear equipo, uno que nos acompañe, donde construimos una visión gana-gana, donde potencializamos nuestros talentos y dones alcanzando resultados de alto impacto.

  • Resultados que solo se pueden lograr EN EQUIPO.

  • Tú te mereces tener el equipo de tus sueños, tener un equipo en quien confiar y en quien delegar, para eso necesitas trabajar en ti, la líder de ese equipo soñado…

Te voy a contar mi historia:

Una historia que me llevo a convencerme que yo tengo el poder de diseñar la vida de mis sueños, priorizando mi bienestar

Permitiéndome elegir como la quiero vivir conscientemente y mi misión es mostrarte como tú también lo puedes hacer.

Fue un proceso que empezó

¡renunciando al trabajo de mis sueños!

  • Puedes ser esa madre presente y al mismo tiempo alcanzar tus objetivos profesionales.

  • Puedes alcanzar las metas más desafiantes y mantener tu LIBERTAD para elegir en que invertir tu tiempo.

  • Puedes tener tiempo de calidad para ti mientras tu equipo motivado y comprometido está trabajando por esa meta común.

Realmente puedo decir con total seguridad que mi primer y único empleo fue el trabajo de mis sueños.

Dedicada a ayudar a los lideres a diseñar equipos que alcanzan resultados excepcionales.

Luego, conocí a mi esposo, me comprometí, él también en el mundo corporativo, con viajes frecuentes,

Ya empezaba a visualizar una vida de familia y de hijos y sentía que ese trabajo de ambos, no nos iba a permitir dedicarle a nuestros hijos el tiempo que necesitarían.

Era algo que pensaba en ese momento, no necesariamente lo que pienso ahora).

Me case y antes de tener hijos renuncié al trabajo de mis sueños.

Decidí iniciar una vida de emprendimiento, que “me permitiera tener mas flexibilidad en los horarios y más libertad para elegir en que invertir mi tiempo”

y lo pongo entre comillas porque eso no fue lo que me paso.

El emprendimiento me absorbió, trabajaba incluso más horas, todo lo hacia yo, empecé de nuevo hacer tareas que ya no hacia en mi puesto corporativo.

Fue muy frustrante para mí.

Estaba obteniendo lo contrario que esperaba lograr.

MENOS tiempo libre, menos libertad, menos flexibilidad.

Allí me da cuenta, que realmente lo que me iba a dar esa libertad que buscaba era la formación de un equipo de trabajo que me acompañara en este proceso.

Que no tuviera que hacer todo yo, que me permitiera tomarme unas vacaciones y mi negocio no parara.

Hasta ahora no te he contado de que era mi negocio, una agencia de consultoría en gestión humana para pequeñas y medianas empresas…

Aquí también ayudaba a lideres a diseñar sus equipos de trabajo, pero esta vez eran emprendedores y empresarios.

Entonces desde ese momento, esa fue mi prioridad construir ese equipo,

visualicé el equipo que quería, como quería que se comportara y empecé este camino.

Para no hacerte quedar aquí por horas, quiero que sepas que el resultado fue;

Un equipo extraordinario, el de mis sueños, un equipo comprometido con nuestro propósito de ayudar a nuestros clientes, servir con amor y excelencia.

Mientras esto trascurría yo disfruté de mis licencias de maternidad tranquila, trabajaba de manera flexible, pude soportar mi familia en un proceso de relocalización a nuevo país.

Tengo mucho que agradecerle a ese equipo que recuerdo con mucho cariño.

Y como conclusión, quiero compartir contigo TODOS mis aprendizajes, mi experiencias, mis tips, mis consejos …. Quiero darte TODO, lo mejor de mi y eso si… siempre con todo el amor que te mereces.